¿Cómo empezar un negocio de costura?

¿Cómo empezar un negocio de costura?

Si estás pensando en generar un ingreso extra o incluso dedicarte de lleno a la costura como negocio, esto es de tu interés. 

Para comenzar un negocio de costura, sea que te dediques de lleno a este o sea un proyecto paralelo a tu actual trabajo, no necesitas tener un gran local, lo puedes comenzar desde tu casa, siendo esto una gran ayuda si vas comenzando.

Es necesario que cuentes con...

Máquina de coser

Cómo te comentamos en la entrada “¿Cómo elegir una máquina de coser?”, debes considerar que en este caso debes pensar qué volumen y materiales vas a estar trabajando. No es necesario que la máquina sea cara para que cubra tus necesidades. 

Máquina Overlock

Esta máquina, considérala sí ya la tienes y no es un gasto adicional, si el giro que le quieres dar a tu negocio más que reparación es confección de ropa, y si crees que con un buen corte y puntada zigzag no logras un terminado correcto.

Toma en cuenta que vas a cobrar por tu trabajo, y está la posibilidad que los clientes tengan expectativas no sólo por el exterior de la prenda, sino también por los terminados.

Cámara fotográfica

Si vas a promocionar tu nuevo negocio en redes sociales, debes utilizar fotografías de calidad y que hagan lucir tu trabajo. Esto lo puedes realizar desde tu Smartphone, que te permiten agregar filtros y utilizar aplicaciones o, dependiendo del presupuesto, comprar una cámara fotográfica.

Más que gastar en luces y querer montar un gran estudio, con tu imaginación para un buen fondo y tener luz natural, puedes conseguir fotografías increíbles para promocionar tu negocio.

Maniquies

Lo debes considerar cuando dentro de tus opciones estará la confección o arreglo de ropa, te será útil para realizar el trabajo así como para fotografiar las prendas.

Prensatelas

Están diseñados para hacer la costura más rápida y eficiente; puedes comprarlos en individual o en kits de máquinas. La mayoría de las máquinas vienen con varios prénsatelas básicos.

Patrones de Costura

Sea que los compres o adquieras por internet de forma gratuita, siempre ponte en contacto con el creador para que te confirme si puedes subirlos a tu página solo haciendo mención del autor, si no puedes compartirlos de forma gratuita y debes direccionar a los interesados a una página ajena a la tuya, etc.

No porque compraste el patrón, puedes publicarlo en tus redes sociales y permitir que se difunda de forma gratuita.

Nombre e imagen

Si estas pensando en pasar de hobbie a negocio tus habilidades en costura, seguramente tienes la mayoría de las cosas necesarias para comenzar, por lo que podrás dedicar un buen rato para pensar en el nombre de tu negocio y la imagen que quieres de este.

Una vez que tengas esto definido, puedes comenzar a abrir cuentas en redes sociales para tu negocio.

Comenzar a vender

Ya que tienes muestras de tus productos y la imagen que quieres mostrar, necesitarás sino un sitio web, si un perfil en Facebook o Instagram, para publicar tus productos.

Puedes ir a páginas como Etsy o Amazon Handmade para crear tu tienda en línea, ocupando plataformas seguras tanto para ti como para tus clientes.

Además de la venta en línea, acude a bazares cercanos para que te informes sobre cómo puedes establecer un espacio en ese bazar, lo mejor de la venta en persona es que al momento puedes saber los comentarios sobre tus productos, si les parece muy caro o buen precio o si hay que mejorar.

Debes decidir en que mercado te enfocaras más, por lo cual te compartimos puntos a favor y en contra de cada uno:

Lo bueno: Gran cantidad de visitas, puedes comparar precios con otras tiendas similares

Lo malo: Hay mucha competencia

  • Facebook o Instagram

Lo bueno: El costo es muy bajo, tienes más control sobre lo que publicas

Lo malo: Debes generar por tu cuenta las visitas o incluso pagar publicidad.

  • Sitio web propio

Lo bueno: Tienes el control total sobre la página, publicaciones y comentarios.

Lo malo: Debes generar por tu cuenta las visitas o incluso pagar publicidad; si no tienes muchos conocimientos, a pesar de que existen plataformas para que sea muy fácil la creación de tu página, debes invertir tiempo en aprender a sacarle todo el provecho a la página.

  • Bazares

Lo bueno: Estas de frente a tus clientes, todas las preguntas las respondes al momento, la retroalimentación es muy rápida y puedes conocer mejor a tus clientes.

Lo malo: Si no eres buen vendedor, no te gusta socializar mucho, la venta en bazares puede resultar muy complicada.

Siempre anima a tus clientes a que te etiqueten en las fotografías que suban con tus productos, el boca a boca es la mejor publicidad que puedes tener.

Consideraciones importantes para comenzar 

Si te estableces en tu casa, es maravilloso no tener que ocupar tiempo en traslados y dedicarle ese tiempo a tu familia, el problema se da cuando por estar en casa tienes distractores que dificultan tu trabajo.

Destina un espacio dedicado a la costura, recuerda que estás trabajando, y coordina con tu familia que entre todos respeten ese espacio y ese tiempo de trabajo. No siempre será un horario marcado, pues la ventaja del trabajo en casa es la flexibilidad, pero si no comienzas con un plan de tiempos y organización, conforme crezca tu negocio será más difícil tener ese orden.

Establece precios justos

Debes fijar tus precios manteniendo un equilibrio entre ser competitivo y no malbaratar tu trabajo.

Una fórmula que se ocupa con frecuencia es: sumar el precio del material, el tiempo invertido, gastos generales y ganancia. 

El precio del material es todo aquello que ocupaste, tela, hilo, botones, etiquetas, cierres, etc.

Para tu tiempo invertido, establece tres tarifas por hora según la complejidad del producto, fácil, intermedio, difícil. Y según el tipo de trabajo que sea, suma el tiempo invertido según la dificultad del proyecto.

Gastos generales, son los costos para que tu negocio funciones como luz, internet, si estas en una plataforma que cobre por tus ventas, etc. 

Ganancias, la puedes establecer como la tarifa del tiempo invertido, en las mismas tres categorías y con porcentaje, por ejemplo para una labor fácil el 30% del total de el precio del material, el tiempo invertido, gastos generales; para trabajos intermedios el 60% y para cuestiones difícil del 80 al 100%. 

Es importante que si realizas una búsqueda de negocios similares al tuyo, dejes de lado las grandes cadenas o franquicias, pues no serán tu competencia; tu estas entrando en el negocio de productos hechos a mano.

Establece, y respeta, tus términos y condiciones de venta 

Es importante que antes de tu primer venta, sobre todo si realizarás sobre pedido, establezcas términos y condiciones que todos los clientes deberán considerar y que tu siempre tienes que respetar.

Si tu venta será solo de productos terminados, establece si tienes algún tipo de garantía, cómo comprobarás que fue error tuyo y no del comprador, si aceptas devoluciones, etc. 

Si vas a realizar trabajo sobre pedido, aquí entran las composturas, siempre pide por lo menos el 50% de anticipo, o la cantidad que cubra por lo menos los materiales.

Especifica plazos para entrega y días de espera, esto es tú te comprometes a tener el trabajo terminado el día 10 del mes, cuántos días después de esa fecha puede ir el cliente a recoger, qué pasa si no acude en tiempo. 

Pago de impuestos

Si quieres tener más clientes, acude con un contador para que te asesore y puedes entregar recibos o facturas por tu trabajo, muchas personas se sienten más seguras cuando pueden solicitar una factura y otras tantas buscan comercios bien establecidos porque les son útiles las facturas; además puedes acceder a créditos con bancos para hacer crecer tu negocio.

Sabemos que esta es una pequeña lista de ideas, pero esperamos que te sea de mucha ayuda, ¡para que comiences con el mayor de los éxitos tu negocio de costura!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados